sábado, 17 de diciembre de 2011

Detrás de cada sonrisa.Capítulo 2: Unos ojos misteriosos.

Detrás de cada sonrisa. Capítulo 2: Unos ojos misteriosos.
¡Ah! La cabeza me dolía y todo me daba vueltas, fui abriendo los ojos 
lentamente, cuando me levante me di cuenta de que estaba tumbada en la cama de un barco, subí las escaleras que conducían a la cubierta, y allí vi a un chico joven, más o menos unos 2 o 3 años mayor que yo, apoyado en la barandilla  y con la mirada perdida, debió notar que le estaba mirando por lo que se giró, era moreno, sus ojos eran color miel, eran perfectos, pero tenía algo en su mirada que resultaba misterioso, como si escondiese algo, y también era una mirada profunda, de esas en las que te puedes perder…
-Hola torpe, ¿ya estás bien?
-Hola, mm si… Oye ¡¿cómo qué torpe?! – respondí medio confusa .
-Pues eso, que te he tocado la espalda y te ibas a girar pero te has caído al agua.-al terminar puso una sonrisilla burlona.
-No, lo que pasa que me he asustado y me he tirado.
-Ah, ¿tú normalmente cuando te asustas te tiras de los sitios?
-No… ¡¿Oye bueno, pero tú qué haces diciéndome esto?! Si me he caído es por tú culpa y ahora me hablas con toda la confianza.
-¡¿Yo?! Si sólo te he tocado la espalda porque pensaba que se te había caído algo y lo estabas buscando.
-Sí, ya, claro… bueno que me tengo que ir, adiós.
Salí del barco con paso firme y me dirigí al bar cuando de repente.
-¡OYE VUELVE UN MOMENTO!
Era el mismo de antes, el que había cogido tanta confianza, así que pasé de él no tenía ganas de discutir más. Llegué al bar, Sara y yo nos volvimos al hotel y mientras por él camino le conté todo lo que me había ocurrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario