martes, 31 de enero de 2012

Las mariposas murieron hace tiempo.


Las mariposas murieron hace tiempo.

Las mariposas de su estómago habían muerto hace tiempo, si, las mismas que antes estaban ahí, las que hacían que le doliese cada vez que lo veía.
Poco a poco fue cayendo, antes de que pudiese notarlo algo había muerto ya en ella, todo comenzó una tarde lluviosa de abril, desde entonces probaba algo de esa droga tan adictiva, algunos besos robados y un par de caricias, ella se conformaba con tenerle 5 minutos.
Cuando llegó diciembre se dio cuenta, de todos esos absurdos meses ocultos tras mentiras y más mentiras, demasiado tarde, se había acostumbrado a él, a respirarle, a ser con él, todo aquello era un vicio, estaba demasiado metida, no soportaría el mono  de no verle ni siquiera un día, sabía que se debía desintoxicar, había probado demasiado de aquel dulce veneno, como pudo lo fue dejando lentamente, al final sólo quedaron algunas miradas de su parte para poder sobrevivir, sabía que aquello no volvería a ser lo mismo, sabía que ella no era ni sería la misma, que una parte de ella había muerto al enterrar las mariposas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario